jueves, 6 de junio de 2013

Aprender 50 idiomas

El lingüista y profesor del MIT, Kenneth Locke Hale, fue conocido como un políglota que tenía una extraordinaria capacidad para los idiomas, llegando a aprender alrededor de 50, incluidas muchas lenguas indígenas de América y Australia no estudiadas previamente y a menudo en peligro de extinción.  
Una vez le preguntaron sobre su secreto para aprender tantos idiomas y él respondió que, en realidad, no era una hazaña tan extraordinaria, pues cuantos más idiomas sabes, más fácil te resulta aprender el siguiente, ya que hay estructuras y palabras que son iguales o parecidas.
Y tenía toda la razón. Las personas siempre aprendemos construyendo sobre lo previamente aprendido y experimentado.
Por eso, la capacidad de aprender varía de acuerdo a nuestro historial pasado.
Cuanto más sabemos, más capaces somos de aprender nuevas cosas.
Las personas aprendemos cuando encontramos la forma de relacionar el nuevo aprendizaje con los esquemas mentales previos que ya teníamos almacenados en nuestra memoria.
No podemos adquirir nuevos conocimientos a menos que seamos capaces de asociarlos o integrarlos con el conocimiento previo que ya teníamos.
Ese es el secreto de todo nuevo aprendizaje: ser capaces de encontrar algo en nuestro cerebro a lo que podamos agarrar y amarrar el nuevo conocimiento, y de esta forma darle sentido.
Sólo entonces se producirá el aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada