domingo, 19 de mayo de 2013

¿Formación obligatoria o formación voluntaria en las empresas?


En muchas organizaciones los responsables de formación y de recursos humanos se debaten sobre el modelo a implementar respecto a sus planes de formación.

Vemos por ejemplo que en determinadas organizaciones, la formación es simplemente obligatoria, al menos para algunos colectivos de usuarios. En otras organizaciones son los usuarios los que deciden o no formarse y a menudo también tienen cierta libertada para elegir el programa en el que les interesa formarse.

¿Qué es mejor desde una perspectiva motivacional?

Numerosos estudios han mostrado que el hecho de que la elección inicial recaiga en los usuarios conforma un factor motivacional positivo, mientras que la asistencia obligatoria a un curso (presencial o elearning) puede conducir al fracaso o a un rendimiento más pobre.

También, de acuerdo con estos estudios, la posibilidad de que los usuarios tengan control sobre la duración y ritmo de su aprendizaje incrementa su nivel de motivación.

Por tanto, a priori y en la medida de lo posible, es preferible que los participantes sientan que están eligiendo aprender, que son ellos mismos el "origen" de sus propias acciones.

La motivación se incrementa a través del control y elección del alumno, y cuando se le confiere a éste un papel de participante activo, en lugar de pasivo, en el aprendizaje.

Aunque debemos reconocer que, en la práctica, esto no siempre es una cuestión fácil de resolver, ya que en la fase previa a la inscripción en un programa de aprendizaje puede no existir una motivación intrínseca de los alumnos para elegir enrolarse en el mismo.

Dependiendo de los hábitos, las costumbres, la cultura y los conocimientos, las personas pueden mostrar mayor o menor aptitud y disposición inicial hacia el aprendizaje. Algunas personas estarán muy favorablemente dispuestas, mientras que a otras les resultará muy difícil aceptar cualquier forma de aprendizaje.

A menudo se necesita hacer una cierta venta o marketing de los programas formativos que permitan crear un clima de confianza adecuado y conseguir así el interés y compromiso de los participantes con dichos programas formativos.

En este sentido, las organizaciones deberían pensar en los usuarios de aprendizaje como si fueran clientes por cuyo tiempo e intereses hay que competir, y a quienes debe ofrecerse un buen servicio.

Otra cuestión en debate es hasta qué punto se debe controlar el proceso de aprendizaje de los usuarios una vez que se han enrolado en un programa de formación, especialmente en los formatos elearning.

Vemos que en algunas organizaciones se pretende controlar cada detalle del proceso de aprendizaje de los alumnos en los programas online. Incluso se les obliga a realizar una determinada secuencia formativa, de tal modo que el acceso a un nuevo contenido está bloqueado hasta que no se ha recorrido por completo el contenido de la unidad anterior.

Este puede generar una sensación de frustración o incomodidad en los usuarios, al sentir que no tienen control sobre su propio proceso de aprendizaje, o que no pueden saltarse un contenido, volver atrás para repasar algo, o elegir en definitiva su propia secuencia de avance.

En términos generales podemos decir que cuanto mayor sea la sensación de autonomía y control por parte del usuario sobre la estructura, la temporización y el contenido de su experiencia de aprendizaje, ello resultará más positivo en términos de eficacia del mismo.

En la medida de lo posible, hay que otorgar al usuario un mayor control sobre el proceso de aprendizaje, confiriéndole una mayor responsabilidad sobre el mismo, dejándole que fije su propio ritmo y secuencia de aprendizaje de acuerdo a su estilo y preferencias personales, a sus objetivos, a las necesidades de su puesto de trabajo y a sus habilidades y sus conocimientos actuales.

Dejemos que en alguna medida los usuarios tengan capacidad para diseñar, gestionar e implementar sus propios planes de desarrollo personal, siempre lógicamente alineándolos con los objetivos de la organización donde trabaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada