martes, 11 de junio de 2013

Repetir con inteligencia para recordar con eficacia

Un hombre observa que otro está leyendo la guía telefónica de las páginas amarillas.
“¿Qué haces?”, le pregunta.
“Estoy estudiándome la guía de las páginas amarillas”, responde el primer hombre.
“¿De memoria?”, inquiere de nuevo.
“No, no, ¡comprendiéndolas!”
Este popular chiste viene a recordarnos que aunque la repetición es probablemente la menos simpática de las técnicas de aprendizaje, casi siempre es también necesaria para que éste se produzca.
Por supuesto, intentar aprender de memoria conceptos o palabras que no entendemos, es un ejercicio absurdo y sumamente ineficaz.
Pero incluso si entendemos un concepto, generalmente necesitaremos el concurso de la repetición para fijar esta información en la memoria a largo plazo y poder así recordarla más adelante.
El psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus estudió durante 30 años la forma en que la información tiende a perderse de la memoria y cómo podemos conservarla si la ejercitamos y repetimos de forma correcta.
Ebbinghaus averiguó que el olvido de una información ocurre de manera progresiva, de acuerdo a una curva matemática que denominó “curva del olvido”.
Una gráfica típica de la curva del olvido muestra que normalmente en un día olvidamos  aproximadamente la mitad de lo que hemos aprendido.
Y una semana después, tendremos suerte si logramos recordar más de un 3%.
Sin embargo, este proceso de pérdida de la información se puede evitar mediante la técnica del repaso, adecuadamente espaciada.
La forma óptima de consolidar un nuevo aprendizaje consiste en realizar un número de repeticiones y refuerzos elevado al comienzo, casi de forma inmediata y consecutiva. Incluso durante varios días seguidos.
Después se puede ir reduciendo de forma exponencial ese número de repeticiones a lo largo del tiempo, con semanas, meses e incluso años de diferencia.

Y ese es todo el truco de la repetición eficaz. Varias repeticiones al principio, y luego periódicos repasos, cada vez más espaciados en el tiempo.  

Artículos relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada